Mamoplastia de aumento

¿Qué tipos de implantes existen para la mamoplastia de aumento?

mamoplastia

La operación de mamoplastia de aumento es la cirugía más demandada a nivel mundial, destinada a mejorar el volumen y la forma del pecho femenino, mejorando la silueta de la mujer y con ello, la seguridad en sí misma.

Pero a la hora de realizarse una cirugía de mamoplastia de aumento, la paciente debe informarse bien y conocer los tipos de prótesis que existen en el mercado. De este modo, la paciente y el cirujano eligen, conjuntamente y bajo las recomendaciones de este, los implantes adecuados. Para ello, es importante conocer las recomendaciones de cada prótesis.

Tipos de prótesis para la mamoplastia de aumento

Las prótesis mamarias pueden clasificarse según su composición –suero salino o silicona- y según su forma – anatómicas o redondas-:

Según su composición:

Implantes de suero salino

El suero es una mezcla de agua y sal en una concentración similar a la del cuerpo humano, por lo que, en caso de derrame, el líquido será absorbido por el organismo. De esta manera, se evitan las posibles complicaciones en caso de reintervención por rotura de prótesis. Las prótesis se introducen vacías dentro del cuerpo, y una vez colocadas, se rellenan de suero salino.

Implantes mamarios de gel ultra cohesivo de silicona

Es el material más empleado en las cirugías de mamoplastia de aumento. Es una sustancia parecida a la gelatina y con una consistencia similar a la del pecho natural. El material no es absorbible por el organismo pero, si en algún caso (poco probable) se llegaran a romper, no se derramaría y facilitaría la extracción de la prótesis rota. Gracias a la alta cohesividad del gel, este tipo de prótesis ofrecen mucha seguridad y garantías, reduciendo al mínimo los riesgos y efectos adversos.

mamoplastia

Según su forma:

Implantes mamarios redondos

Son las que más tiempo llevan en el mercado y las más utilizadas. Estas prótesis rellenan el pecho de manera uniforme, tanto en la parte superior como en la inferior, a diferencia de las anatómicas. Son las más utilizadas por aquellas mujeres que tienen algo de glándula mamaria.

Prótesis anatómicas

Estas prótesis tienen la forma de una lágrima o una gota de agua, asemejándose al pecho natural de la mujer. Se recurre a estos implantes en casos de cirugía reconstructiva de la mama y en la mamoplastia de aumento cuando la mujer tiene un mayor volumen en la parte superior.

Elegir su forma y su material es una parte de la selección de la prótesis para el aumento de pecho. Existen más de 400 modelos de prótesis, por lo que la paciente debe elegir a un cirujano que le garantice los mejores resultados en una mamoplastia de aumento, y para ello, éste debe elegir la prótesis que más se adapte a la paciente, adecuándose a las necesidades y gustos personales de la misma.