7 mitos acerca del aumento de pecho

Aumento de pecho

El aumento de pecho probablemente sea la cirugía estética de la que más se habla y, a veces, sin conocimiento. Seguro que en más de una conversación alguien ha sacado el tema y has acabado oyendo afirmaciones como: qué lío operarse sabiendo que las prótesis caducan y tendrás que operarte de nuevo o son muy artificiales y frías al tacto e incluso está el sensacionalista de turno que se atreve a afirmar que ¡explotan en los aviones!

Nada más lejos de la realidad.

En el post de hoy os desmentimos 7 mitos acerca del aumento de pecho con prótesis de silicona, con ayuda de Clínicas Dorsia, las Clínicas nº1 de aumento de pecho en España.

  1. Se ven muy artificiales y se notan frías al tacto.

Es muy común escuchar que tras un aumento el pecho queda artificial, lo cierto es que todo dependerá del tipo y tamaño de prótesis que elijas. Haz caso a tu cirujano, él te recomendará la talla adecuada a tu caso. En cuanto a la sensación de frío, no existen testimonios de pacientes de Dorsia que lo confirmen, lo que puede verse alterado temporalmente es la sensibilidad, pero es algo natural tras una intervención de este tipo.

  1. Las prótesis caducan, por lo que tendrás que volver a operarte.

Las prótesis con las que trabajan en Dorsia, de marca Eurosilicone, no tienen una fecha de caducidad predeterminada y están garantizadas de por vida. Es decir, no será necesaria una reintervención si todo marcha adecuadamente.

  1. Pueden explotar en los aviones.

Totalmente falso. Las cabinas de los aviones están presurizadas, es decir, las variaciones de presión debidas a los cambios de altura no afectan al interior del avión, por lo que tus prótesis están totalmente a salvo en las alturas.

  1. impiden que puedas dar el pecho durante la maternidad.

Esto depende, existen riesgos cuando se trata de una elevación o una reconstrucción mamaria en la que la areola se vea comprometida. En un aumento de pecho normal ya sea por el surco submamario o la axila, los conductos mamarios quedan intactos.

Dar el pecho con prótesis mamarias

  1. Existe un alto riesgo de que tu cuerpo rechace el implante.

Falso. El riesgo es muy bajo ya que el material de las prótesis es totalmente compatible con nuestro cuerpo, lo que sí que puede suceder es una contractura capsular. Este es un proceso totalmente natural que inicia nuestro organismo al introducir un cuerpo extraño en él, alrededor de todas las prótesis nuestro cuerpo forma una cápsula, el problema está cuando esa cápsula se endurece y oprime la prótesis. En este caso sería necesario una reintervención para romper la cápsula y cambiar la prótesis.

  1. Aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Otra idea falsa. El hecho de llevar prótesis de silicona no interfiere en absoluto con el riesgo de sufrir cáncer o no y tampoco dificulta su detección si se hacen las pruebas radiológicas pertinentes.

  1. Las prótesis dificultan la práctica de deporte.

Para nada. Durante los meses del postoperatorio deberás cuidarte de hacer cualquier actividad que implique el movimiento brusco de los brazos y los deportes de alto impacto, pero esto es totalmente normal ya que estarás en pleno proceso de cicatrización. En clínicas Dorsia, además, tienen las prótesis ultra ligeras B-Lite, un 30% más ligeras que las prótesis convencionales. Esto las hace especialmente adecuadas para mujeres deportistas ya que el postoperatorio será más breve y menos doloroso, además, los resultados serán más duraderos ya que los tejidos de la mama sufrirán menos con el impacto de la práctica de deporte.

Esperamos que te haya servido esta información y que la tengas en cuentas si están pensando en realizarte un aumento de pecho.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *